No sé cómo pero me gusta ·-· I do not know how but I like


“La Calilla” S. José Parque Natural Cabo de Gata-Nijar, Almería. Septiembre 2011

Sucesos singulares: una imagen con un aparente efecto óptico de curvatura que parece  causa de una intencionalidad. La única intención es que no la había y ahí está la clave del encuentro singular  y  de ese momento irrepetible.

***************************************************************************

Singular events: an image with an apparent bending optical effect that appears due to an intention. The only intention is that he had not and therein lies the key to meeting the unique and unrepeatable moment.

Anuncios

Acerca de Franciscariam

Record management and archivist work
Esta entrada fue publicada en Fotografía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a No sé cómo pero me gusta ·-· I do not know how but I like

  1. Carlos G. D. dijo:

    Muy interesante tu blog. De inmediato me hizo recordar a los misteriosos ensayos de Walter Benjamin (El libro de pasajes), donde prácticamente el autor se pregunta sobre el “lenguaje de las cosas” que participaría de la Historia (en su sentido más amplio). Para Benjamin, las cosas, sobre todo las cosas viejas, como objetos, son testimonios, casi testigos, que deben guardar memoria de los sujetos humanos que los manipularon: el polvo sobre las cosas, el aspecto de vejez, etc., son la memoria de una humanidad que estuvo ahí con los objetos. Creo que en el caso de la fotografía pasa exactamente lo mismo, pero incluso va más allá porque el contenido de toda fotografía detona, precisamente, la memoria, la historia, que recorre como dice Benjamin con una bella fórmula: “la trama de un tiempo y espacio” (en La obra de arte en la época de la reproductibilidad técnica).

    Un fuerte abrazo.

    Carlos G. D.

    • Franciscariam dijo:

      Aún no he leído ese inconcluso “Libro de los pasajes” de W. Benjamín pero entiendo cuál pudo ser su intención en relación a la recopilación documental que llevó a cabo durante tantos años. Benjamín seguramente entendió que el documento no era -desde la época que le tocó vivir- solo el soporte material en papel o pergamino o en película, que recoge y fija el saber como memoria de la humanidad, sino que era algo más amplio y trascendente.
      Desde mi punto de vista -y quizá parte de lo que intento expresar apoyándome en la fotografía y en la palabra-, la memoria no es una colección de recuerdos habitualmente desordenados y repletos de inconsistencias sutiles provocadas por el transcurso del tiempo. Para mí la memoria también es una búsqueda y un encuentro en espiral que se da en el universo colectivo del que todos somos constructores partícipes.
      Un honor tu comentario, Carlos.
      Te doy las gracias y un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s