Espacios para la Filosofía ·-· Spaces for the Philosophy


Aeropuerto “Son Sant Joan”-Palma de Mallorca, 14 de Diciembre 2011

Aquel día iniciando el regreso de mi estancia en Mallorca, llegué al aeropuerto con bastante anticipación sobre la hora límite fijada para facturar el equipaje. Así pues, me encontré con tiempo extra, tan apurado en otras ocasiones, y deambulando por los amplios espacios de la terminal de salidas. Ante tan generosa circunstancia y la ausencia de compañia me dediqué a una de mis ocupaciones favoritas: observar.

Las proporciones colosales en este tipo de arquitectura civil, pensada y diseñada para acoger diariamente el paso y traslado de miles de personas, provocan en mí una particular sensación de asombro que por fortuna siempre me ha resultado muy sugerente. La combinación de volúmenes o  la sucesión de elementos sólidos y estructuras diáfanas tan habilmente conjugadas, acabarán recreando inmensos espacios en apariencia interminables; las incesantes cintas transportadoras de pasajeros; los ascensores, las escaleras mecánicas, los enormes ventanales y salas de espera con cientos de butacas de diseño perfectamente alineadas, las tiendas libres de impuestos, las cafeterias redimensionadas… todo: color, textura, iluminación, proporción, alternancia de alturas, constituyen claves para estimular y provocar ciertas emociones, sensaciones o ideas, durante la estancia en estos edificios. Y es ahí cuando los arquitectos, expertos constructores de la metáfora espacial, emplean  todo su arte, aderezado en buena medida de magia y poesía, para deslumbrarnos o, en este caso, reconducirnos a través de ambientes pensados en torno a la forma como definición de lo temporal.

Esas sensaciones en mí  reactivan y conectan con aquel lugar donde reside la memoria de la fugacidad, con la evocación de imágenes distantes que aparecen como surgidas de la nada en medio de un paisaje planificado bajo la pureza universal de las medidas. O con aquellos pensamientos que en algún momento del día van con un billete de ida y vuelta y que justo en esos espacios encuentran tal vez una única respuesta esencial.

En esta singular filosofía de la memoria cualquier pasión rememorada  en la inmensidad siempre se torna consecuente pero casi, casi, y en el mismo grado, igual de insignificante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de Franciscariam

Record management and archivist work
Esta entrada fue publicada en Arquitectura. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Espacios para la Filosofía ·-· Spaces for the Philosophy

  1. domarbelAna dijo:

    Me ha gustado mucho esa observación del espacio que nos rodea y de como eres capaz de elaborar una teoría sobre las sensaciones y las reflexiones que nos acuden, otros simplemente se quedarían con la imagen, tú profundizas. Muy bueno. Creo que ahora miraré los espacios comunales de otra manera. besitos

    • Franciscariam dijo:

      Sí, yo creo que otra de mis pasiones son la arquitectura, el urbanismo y el paisajismo pero no solo desde un punto de vista formal sino observando cómo los espacios contribuyen a modular las sensanciones que tenemos en nuestra estancia y paso por ellos. Creo que es un aspecto fundamental y aunque en este caso me he centrado en un espacio arquitectónico concreto como el de un aeropuerto, es igualmente aplicable a los espacios naturales de los que la arquitectura, la buena arquitectura, puede ser el mejor espejo.
      Gracias por tu comentario, ahora sí que se ven 🙂
      Besos

  2. Pingback: Con A de arquitectura y B de Battiato ·-· Architecture A and B of Battiato | The Memory of Siwa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s